Bodas de Plata y concesión del Trofeo "Pedro Ibarra"

Nuevo impulso en el 25 aniversario

Con motivo de la celebración de las bodas de plata de Stadium Casablanca se da un nuevo empujón a las instalaciones buscando con ello la comodidad y el bienestar de los abonados, intentando de esta forma conseguir la premisa inculcada por el fundador Mosén Francisco, que aunque no puede estar físicamente en los actos conmemorativos, dada su avanzada edad, su espíritu sigue presente y como homenaje se inaugura un busto suyo realizado por el escultor Cabré.

Así, y siguiendo con la filosofía del fundador, en 1973 se encarga a los arquitectos José Romero y José Luis Artal, socios de Stadium Casablanca, la redacción de un proyecto, en el que se invierten más de veinte millones de pesetas, para la construcción de una nueva piscina femenina de 33 x 20 metros, nuevos vestuarios tanto masculinos como femeninos con 120 cabinas, 40 duchas y unos 2.500 armarios.

También se plantea la construcción de un paso elevado de 20 metros de largo, que por encima del camino de la ermita comunique los vestuarios masculinos con la piscina olímpica. Así mismo se realizará la conversión de la piscina femenina existente en una familiar mixta, en donde se construye una pérgola cubierta con 54 mesas para poder comer.

Podríamos decir que Stadium Casablanca no para de crecer, pues las obras se suceden e incluso se han comprado cinco mil metros cuadrados más para ampliar las instalaciones. Esta actividad continúa con el nuevo presidente del club, pues a partir de 1975 se hace cargo del mismo José María Hernández Montero, siendo la política de la nueva Junta que él preside, poder continuar con la ampliación y mejora de las instalaciones.

Así ese mismo año se procedió a la iluminación de las cuatro pistas de tenis existentes y del frontón y al año siguiente se inauguraron las nuevas oficinas ubicadas donde estaban las antiguas viviendas de empleados junto al frontón.

Como el número de abonados va en aumento tienen que plantearse nuevos proyectos para adaptarse a las necesidades establecidas por el creciente uso de las instalaciones, así se decide ampliar la capacidad de la ermita, pues su tamaño hacía imposible celebrar los actos religiosos con comodidad para los asistentes. Del mismo modo también se decide mejorar el camino de acceso a la misma y la construcción de un gimnasio en los bajos de los vestuarios.

Bodas de PlataEvidentemente hay que decir que Stadium Casablanca se ha consolidado, aquel proyecto que había empezado 25 años antes es ya una realidad y además sigue creciendo, sirviendo de modelo para aquellos clubs que buscan unos logros deportivos y sociales. Tal es el reconocimiento adquirido que en 1976 se le concede la primera gran distinción que ha recibido el club a lo largo de su historia: el premio "Pedro de Ibarra", uno de los máximos galardones que se otorgan en el deporte español y que le fue concedido por la Delegación Nacional de Educación Física y Deporte y entregado por su Majestad el Rey Don Juan Carlos I. Este premio alienta a los componentes de la familia de Stadium y hace que todavía se vuelquen más y participen activamente en los programas de su club.

Así, y dada la facilidad de transporte a las instalaciones, pues ya puede accederse con autobús y los vehículos personales son más numerosos entre nuestros abonados, hace que la necesidad de tener la casa social en el centro de la ciudad ya no sea tan imprescindible, por lo que a partir de 1977 se decide trasladar la casa social junto a las instalaciones deportivas de Stadium Casablanca, buscando de esta forma una mejor convivencia entre el ente social y el deportivo de Stadium. Este cambio es bien acogido por los abonados estando especialmente concurridas las salas, sobre todo en lo que respecta al teleclub y a la sala de tenis de mesa.

20100414_00009.jpgEsta masiva afluencia de abonados a las instalaciones obliga a plantearse en 1978 un cambio en la entrada a las mismas, ubicándose ahora por la Vía Ibérica, consiguiendo de esta forma un acceso mucho más rápido y cómodo para los peatones y especialmente para los vehículos, que ahora tienen incluso más zona de aparcamiento. A su vez se inician las obras de las nuevas instalaciones deportivas en los terrenos cercanos a la ermita, donde antes había un campo de fútbol ahora se va a construir dos campos de baloncesto, uno de balonmano, uno de hockey-patines y uno de voleibol, todos ellos con iluminación artificial.

Al año siguiente, finalizando la década de los 70, y debido al gran auge de dos de las secciones más importantes por el número de participantes como son el tenis y el fútbol, se procede a la construcción e inauguración de cinco nuevas pistas de tenis de tierra batida, una de las cuales contará con graderío para el público a fin de poder celebrar grandes competiciones a nivel nacional e internacional, y también a la remodelación del campo de fútbol (denominado Gregorio Usábel desde 1988) que ha sido plantado con hierba y cuyo partido inaugural tiene lugar entre el equipo de Liga Nacional Juvenil y el Sporting de Gijón. Poco a poco Stadium Casablanca va mejorando y sus objetivos se van cumpliendo, nuestro club cuenta con uno de los mejores complejos deportivos de la nación y constantemente va mejorando con nuevas obras y reformas como por ejemplo las pistas de atletismo inauguradas con ocasión del tradicional Cross de Reyes en el año 1980.

Estas buenas instalaciones deportivas, que favorecen los éxitos de todos nuestros equipos, vienen acompañadas por otras mejoras dentro del campo social que quieren fomentar la convivencia y la comodidad entre todos los abonados que se acercan habitualmente a disfrutar de unos agradables momentos en su club. Buscando precisamente una estancia más agradable, se decide en 1980 la instalación de una barbacoa con sus mesas para comer cerca de las nuevas pistas polideportivas y también la construcción al año siguiente de un nuevo edificio para instalar el bar y un pequeño restaurante que pueda acoger con más amplitud la gran afluencia de abonados. Pero tal fue la aceptación de esta zona de ocio, que en 1983 se tiene que ampliar con un nuevo edificio de dos plantas y un semisótano destinado a bar y restaurante con autoservicio.

20100414_00010.jpgComo culminación de las obras importantes de esta segunda etapa constructiva, se procede al cubrimiento del frontón en 1983, algo esperado y demandado por la gran cantidad de aficionados a este deporte.

Con todo lo expresado anteriormente la sección deportiva de Stadium se ha multiplicado de una forma espectacular, pasando a tener un gran número de deportistas federados que hacen un uso constante de todas las instalaciones del club. Tal es el crecimiento de deportistas y de instalaciones que se ha producido que es preciso adecuar los estatutos a la Ley del Deporte, naciendo de ese modo la Agrupación Deportiva Stadium Casablanca, siendo su primer presidente José Ignacio Madoz, cargo que ocuparán posteriormente Fernando Gil, Félix Alonso, Carlos Salvador y Armando Loren, quien lo desempeña en la actualidad.

Desde ese momento, y una vez consolidada esta segunda etapa, se realizan pequeñas obras dentro de las instalaciones que sirven para mejorar las mismas, como por ejemplo la remodelación de la plaza central en el año 1992. En ella se ubicarán dos parques infantiles, a la vez que se buscará una mayor amplitud para la terraza del bar, manteniendo además unas mesas de granito y la pérgola que hará más cómoda la estancia en esta zona tan habitual de reuniones de los abonados.

Una vez analizadas las diferentes instalaciones y ampliaciones de las mismas, no podemos olvidarnos de una desaparición que tuvo lugar en el año 1984. Fue la de la espléndida torre de saltos de la piscina olímpica, un símbolo de Stadium Casablanca. Aunque todos lamentamos la pérdida de una construcción de este tipo, no hubo más remedio que proceder a desmontarla para así adaptarse a la reglamentación, que prohibía que el foso de saltos estuviera dentro del vaso de baños.

 

 
logo aragon [1] Zaragoza Deporte iberCaja MANN FILTER 20100831_00001.jpg
STADIUM CASABLANCA Vía Ibérica 69-77 50012 Zaragoza Tel: 976 791 070 Fax: 976 306 181