Primeros Años

El proyecto, la inauguración y las primeras ampliaciones

Para ello se compraron unos terrenos en el barrio de Casablanca entre la carretera de Valencia y el Canal Imperial de Aragón en su margen derecha. Unos terrenos de 56.790 metros cuadrados. En este emplazamiento se les encargó a los arquitectos Regino Borobio, José Borobio y Manuel Romero que redactasen un proyecto acorde con los ideales y planteamientos que se tenían previstos para estas nuevas instalaciones deportivas.

historia5 [3]Tras continuas reuniones se planteó en 1947 un programa que incluía un edificio central con: vestíbulo, salón-tertulia, capilla, sala de billar, tenis de mesa, restaurante y bar, duchas, sala de juntas, guardarropa, administración, botiquín, cuarto de salas para las secciones deportivas, cocina, almacenes, calefacción y vivienda del conserje.

Junto a este edificio estaban las instalaciones deportivas propiamente dichas con gimnasio; piscina en forma de L, con unas medidas reglamentarias e incluso con una zona para waterpolo y una torre de saltos de diez metros de altura; piscina cubierta; piscina de niños; vestuarios y servicio de bar para las piscinas. Además se proyectan dos frontones, uno de pala y cesta y otro menor; seis pistas de tenis una de ellas con graderío; tres boleras; campo de hockey; tres campos de baloncesto, uno con graderío; campo de fútbol con pista de atletismo alrededor; otro campo de fútbol de entrenamiento; zona de equitación con picadero al aire libre; almacén para las embarcaciones de remo; y un teatro al aire libre.

Como complemento a estas instalaciones se preveían zonas verdes con vegetación en los taludes que se producían entre los campos a distinto nivel o entre éstos y los caminos interiores, además de zonas de reposo con sombra.

historia5 [2]Evidentemente el coste de todo este proyecto era muy elevado, cerca de las 850.000 pesetas. Este precio, unido a la escasez de medios iniciales, hizo necesaria la emisión de unas obligaciones hipotecarias de 1.000 pesetas a un interés del 5%, a la vez que, para reducir costes, se plantean las obras en diferentes fases. Así se acomete una primera etapa consistente en la construcción de la piscina, dos campos de tenis y el campo de fútbol de entrenamiento. Con estas instalaciones se produce la inauguración del nuevo complejo deportivo de Stadium Casablanca en el mes de mayo de 1948. Este hecho constituye un acontecimiento para la ciudad y para el deporte en general, teniendo lugar la inauguración de la piscina olímpica por parte de los preseleccionados españoles de natación para la Olimpiada de Londres.

El éxito de las instalaciones es notorio y pronto se ve necesaria una ampliación de las mismas, por lo que al año siguiente se redacta un nuevo proyecto para la construcción de la segunda etapa con una nueva piscina femenina junto a su edificio de vestuarios y servicios.

De esta forma el complejo deportivo queda mucho mejor definido, siendo objeto de críticas muy favorables por las distintas personalidades que visitan las instalaciones como el Ministro de Asuntos Exteriores Alberto Martín Artajo o el Ministro de Educación Nacional Joaquín Ruiz Giménez, constituyendo a su vez un ejemplo a imitar por organismos como el Ayuntamiento de Madrid, que cuando en 1950 quieren construir unas monumentales instalaciones deportivas en su ciudad, toman como ejemplo a imitar las recientemente construidas por Stadium Casablanca en Zaragoza. Destacable es así mismo el comentario del diario L´Observatore Romano que publica una amplia información sobre las características de Stadium Casablanca y dice textualmente: "El proyecto sumamente ambicioso, de creación de esta empresa se inició con las construcciones de un magnífico y complejo campo deportivo, inspirado en las mejores realizaciones técnicas nacionales y extranjeras, que en su conjunto no tiene precedentes en España"

20100414_00007.jpgSe puede ver el éxito de las instalaciones que en un principio cuentan con: piscina olímpica y torre de saltos de 10 m., edificio de vestuarios, gimnasio, bar, tres campos de tenis, campo de fútbol, dos campos de baloncesto y boleras. Además y como complemento a estas instalaciones se crea la denominada Casa Social del Stadium que en un principio se ubicaba en la calle Sanjurjo, nº 7 y en este año 1950 se traslada a la calle Madre Vedruna, nº 6, pasando más tarde, como veremos, a la calle Don Jaime I, nº 60 (Plaza de la Seo), hasta que al final se decidió incorporarla a las instalaciones de Stadium en la carretera de Valencia y permitir de este modo que la convivencia tanto dentro como fuera del terreno deportivo estuviera más relacionada.

Esa filosofía de Stadium, que buscaba el ideal educador, deportivo, social y apostólico, pronto empieza a calar entre los zaragozanos, pues el número de abonados va en aumento, así en 1950 ya son más de 3.000 los inscritos, pese a que hasta el verano de ese año no se consigue que el tranvía llegue hasta la puerta de las instalaciones. Este número de abonados y la cantidad de deportes en los que se quiere participar obliga a la construcción en 1950 de la Delegación Deportiva de Stadium Casablanca, que tiene como presidente a Carlos de Luna, como secretario a Jesús Zardoya y como vocales y delegados de las comisiones que se crean a: Luis Blasco en ajedrez; a Antonio Iñiguez en atletismo; a Miguel Ángel Tudela en baloncesto; a Ramón Albesa en billar; a Lucas Laplaza en fútbol; a José Orús en natación; a José Luis Sardaña en ping pong; y a José Luis Liria en tenis, contando como asesor deportivo con Fernando de La Figuera.

Esta actividad deportiva pronto se ve incrementada por otros deportes y nuevas instalaciones como por ejemplo la construcción en 1952 del Refugio de Montaña - Escuela de esquí en Arañones, o la utilización del canal para las actividades de remo, así como la creciente afición por la pelota que hace necesaria la construcción, al año siguiente, de un nuevo frontón acorde con las necesidades del momento.

historia5 [4]Tal es la afición al deporte del Stadium que en ese mismo año se instaura algo que con el paso de los años se conocerá como la elección de los mejores deportistas. En el año 1953 se decide establecer la costumbre de celebrar un acto de entrega de trofeos a todos los campeones y subcampeones de pruebas sociales, actividad esta que se celebró por primera vez en el Casino Mercantil y cuyo espíritu sigue presente en la actualidad tras la instauración en 1968 de la elección de los mejores deportistas de Stadium Casablanca.

Siendo los postulados fundacionales de Stadium Casablanca, su carácter apostólico se ve refrendado con la idea de la construcción de una ermita dentro de las instalaciones. Así, aprovechando el Año Mariano de 1954 y contando con la ayuda económica de muchos abonados de Stadium, se consigue reunir el dinero suficiente para emprender este proyecto. Para ello el arquitecto José Romero proyecta una pequeña ermita formada por una nave de 7 x 7 m., aunque pensando ya en esos momentos de gran aglomeración de fieles, propone el presbiterio elevado 1 metro del resto de la iglesia para que el altar pueda verse desde el paseo de acceso a la ermita. Se consigue así un edificio sencillo que se realizó en un tiempo record de 40 días y fue inaugurado por el Arzobispo de Zaragoza Doctor Doménech, el día 8 de diciembre de 1954, festividad de la Inmaculada.

Poco a poco los ideales de Stadium se van cumpliendo, ya creado el espíritu deportivo con los campos de deporte; el espíritu apostólico con la ermita; ahora le toca el turno al aspecto educador con la construcción de una biblioteca social en la sala de tertulias de la casa social, siendo la primera responsable de la misma María Encarnación Lasala.

Se culminaba así un año clave de las instalaciones de Stadium, pues a lo ya comentado de la construcción de la ermita, y el frontón, se realizan las obras en los campos de fútbol y pérgolas, pero también hay que destacar que Stadium sigue creciendo, así se adquieren 20.000 metros cuadrados más de terreno, que unidos a los 65.000 ya existentes harán de Stadium un gran complejo deportivo en nuestra ciudad.

Como parece lógico se siguen mejorando las instalaciones, pues en 1955 se construye una nueva pista de baloncesto de cemento, a la vez que también se incorpora una pista de atletismo reglamentaria de 300 metros, con su recta para los 100 m. lisos y los 110 m. vallas, todo acompañado de gradas para el público.

Podemos decir que Stadium Casablanca ya ha alcanzado la mayoría de edad, una etapa marcada por el buen hacer de su primer presidente Mariano Biu, que desde los orígenes, en sus primeras reuniones y hasta el momento de su consagración ha trabajado sin descanso para que los ideales de Stadium Casablanca pudieran cumplirse. Una vez culminada esta primera etapa, en 1955 le sustituye en el cargo Emilio Lasala.

Como se puede comprobar las obras continúan siendo una constante en las instalaciones de Stadium, así en 1957 comienza la construcción de las nuevas piscinas, una femenina y tres infantiles.

El crecimiento experimentado en el número de abonados de Stadium, pues en 1959 son ya 5.000, hace necesaria la construcción de una nueva Casa Social que permita dejar la ubicación de la calle Madre Vedruna, 6 y desplazarnos a un lugar céntrico como la calle Don Jaime I, junto a la plaza de la Seo. Allí se inauguran unas mejores instalaciones distribuidas en tres plantas, una primera con gimnasio y juego para los más pequeños; la segunda con las oficinas, bar y salón de reuniones, tertulias y sala de televisión y una tercera en donde están instalados los billares, la nueva biblioteca, salón fotográfico y salones para tertulias, conferencias y coloquios.

historia5 [1]

Como se ve poco a poco van mejorando las instalaciones y pronto, en 1961, se procede a instalar un sistema, innovador en la ciudad, para la clarificación del agua de las piscinas de Stadium, de tal forma que ahora el agua esté mucho más limpia y sea mucho más higiénico el baño en las mismas. Estas mejoras hacen que haya más personas interesadas en acceder a estas instalaciones por lo que ese mismo año el número de abonados había crecido de una manera sorprendente, se contaba ya con 6.000. Esto obliga a realizar una ampliación del terreno, y así se adquieren otros 4.000 metros cuadrados para las futuras construcciones de Stadium Casablanca se plantea la construcción de una pasarela peatonal levadiza sobre el Canal Imperial, enfrente de la puerta de entrada, para así facilitar el acceso y evitar tener que realizar un pequeño desplazamiento.

Esta época podemos calificarla de bastante fructífera para el club pues las instalaciones no paran de crecer. Así en 1965 se inaugura la Casa-Club con tres plantas, aunque la tercera tardará unos años en utilizarse, ubicando en las otras dos el bar-cafetería y restaurante y en cuyos salones podrán reunirse los abonados a la vez que organizar festivales, representaciones y demás.

También se amplía la instalación eléctrica, se mejora la entrada a la piscina olímpica, se inaugura el nuevo parque infantil con tobogán, balancines, columpios, etc., la pérgola...y ya se plantea, aunque sólo sea un pequeño proyecto, la construcción de un pabellón cubierto, algo que va a tardar bastantes años en llegar.

Para finalizar, podríamos cerrar esta primera etapa constructiva con la inauguración en 1969 de las nuevas casas para empleados de Stadium Casablanca y el inicio de la construcción de cuatro pistas de tenis en el campo de fútbol del canal.

 

 
logo aragon [1] Zaragoza Deporte iberCaja MANN FILTER 20100831_00001.jpg
STADIUM CASABLANCA Vía Ibérica 69-77 50012 Zaragoza Tel: 976 791 070 Fax: 976 306 181