Historia

Los Orígenes

Stadium Casablanca fue constituido el 6 de Febrero de 1947, e inauguradas las instalaciones en Mayo de 1948, gracias al esfuerzo y tesón del sacerdote Francisco Izquierdo Molins, hombre de aspecto frágil físicamente pero tenaz en sus ideas, y caracterizado por su plácida sonrisa y su bondad.

Mosen Francisco


Mosen Francisco, como era conocido dentro del Stadium, nació en Torrecilla de Alcañiz en 1903, lugar donde pasó su infancia. Hizo los estudios de la carrera eclesiástica en el Seminario Menor de Belchite y en la Universidad de Zaragoza. Se licenció en la Facultad de Filosofía Escolástica, iniciando después los estudios de Derecho Canónico que simultaneó con el cargo de profesor auxiliar o pasante de cátedras, para el que fue nombrado en el año 1920. En 1926 fue ordenado sacerdote y ese mismo año terminó sus estudios de Filosofía y Letras en la Universidad de Zaragoza. Posteriormente fue coadjutor de la parroquia de Ainzón durante tres años y en 1930 obtuvo, en concurso general a curatos, la parroquia de Plenas, pueblo ubicado en la jurisdicción de Belchite.


Esta fue su primera y última parroquia rural, pues al cabo de dos años llegó a Zaragoza llamado por el Arzobispo. Vino como profesor del Seminario y capellán de Santa Rosa para atender a los jóvenes de la Acción Católica de San Pablo. Aquí estuvo poco tiempo, pues en 1935 pasó a ser beneficiario de San Miguel. Ganó por oposición la canonjía con cargo de Penitenciario de Argoza, tomando posesión en 1947. Además de todos estos cargos fue también consiliario del Centro de Mujeres de Acción Católica de San Miguel y del Consejo Diocesano de Hombres de Acción Católica.

Entre las obras creadas por él hay que anotar Radio Popular de Zaragoza, el Colegio Mayor Universitario Hispanoamericano de Nuestra Señora del Pilar y la Cofradía de las Siete Palabras y de San Juan.

PlanoAdemás, y especialmente, tenemos que agradecerle la creación de Stadium Casablanca, donde plasmó sus ideales e interés por el deporte y poder conducir a la juventud hacia él. Con Stadium Casablanca, mosén Francisco se anticipó a una época y trazó las líneas fundamentales de un gran club fruto de su preocupación por la defensa de la espiritualidad en el joven, lema que llevó presente hasta su muerte en 1974.

Él, por su forma de ser, por su constitución física, incluso por su época, no fue nunca practicante del deporte, sin embargo fue deportista en espíritu, interesado y preocupado de aprender sobre el tema. Esta obra fue una de las que más le enorgullecieron, tal vez porque en ella trabajó desde el principio y porque en ella veía un medio para su obra apostólica a favor de la juventud, a la que ofreció toda la atención y la confianza que merecía.

Mosén Francisco vio en Stadium Casablanca un futuro importante para la juventud que él quería se formara personalmente a través del deporte, quiso convertir el recién nacido club en una gran escuela de deportistas, y lo consiguió, pues a través de la historia han sido muchos los que tras formarse en este club representaron a Aragón en toda clase de eventos deportivos, llegando muchos de ellos a vestir la camiseta nacional en competiciones internacionales de diversas disciplinas deportivas.

De lo expuesto anteriormente se deduce que su apuesta por el proyecto fue muy fuerte, y así se planteó la búsqueda de espacio para poder construir las instalaciones adecuadas y sacar adelante esta idea tan atractiva. En un principio se le hizo el ofrecimiento, por parte de una empresa, de los terrenos del palacio de Larrinaga por el precio de 250.000 pesetas, pero el acuerdo no se alcanzó. A pesar de ello, este ofrecimiento sirvió para poner el acento a una iniciativa que desde ese momento comenzaba y se decidió a comprar el terreno necesario para ubicar el actual Stadium Casablanca.

 
logo aragon [1] Zaragoza Deporte iberCaja MANN FILTER 20100831_00001.jpg
STADIUM CASABLANCA Vía Ibérica 69-77 50012 Zaragoza Tel: 976 791 070 Fax: 976 306 181